lunes, 20 de octubre de 2008

“W” entre la parodia política y el realismo crítico

Oliver Stone ha levantado la polémica en el mundo del cine con su nueva película “W” que todavía no se ha estrenado. El film cuestiona cómo George W. Bush pasó de ser un bebedor con problemas de faldas y de juego a la Casa Blanca. Berlusconi; un gran amigo del presidente americano parodiado no le gustó la crítica o la caricatura del presente del país norteamericano y no permitió su visión en el festival de cine de Roma .


Desde que Oliver Stone anunció que estaba rodando una película sobre la vida de Bush se generó una gran expectativa, pero sobre todo mucha cautela entre quienes apoyan y se oponen al presidente de EE.UU., por lo que la película podría ser un gran éxito o un terrible fracaso para el director y escritor ícono de Hollywood, ganador de tres premios Oscar.

Estaba previsto que “W“, que aún no ha sido estrenada a nivel mundial, inaugurara el Festival de Cine de Roma, que se celebrará del 22 al 31 de octubre, sin embargo ya no será así porque al parecer a Berlusconi, gran amigo de Bush, “no le agradaba” que la película se proyectase en Roma.

El diario ‘La Repubblica’ publicó las declaraciones de una portavoz de la agencia británica Dda, encargada de la promoción de la película de Stone, “estábamos negociando con el Festival de Roma, cuando los organizadores nos comentaron que Berlusconi era un gran partidario de Bush y que no le habría agradado que una película como esta inaugurase el festival, explicó Cristelle Dupont, portavoz de Dda., por eso la agencia decidió entonces ofrecer la proyección de la película al Festival de Cine de Londres, que lo proyectará el próximo 23 de septiembre.

Antes de empezar la producción se filtró un borrador del guión de la película que fue altamente criticado, especialmente por republicanos y algunos historiadores, sin embargo Stone le salió al paso a esos comentarios diciendo que no era posible juzgar una producción entera basándose sólo en el primer borrador, en una entrevista para Entertainment Weekly,Stone explicó su visión del film, “hay un elemento de humor en esta historia. Diría que es una sátira. Al mismo tiempo quiero que tenga algo de magia. Es un acercamiento diferente, una biografía de realismo mágico”.

La película, distribuida por la compañía Lions Gate Entertainment, ha sido financiada de manera independiente con fondos de Australia, Alemania y China, se estima que el costo total de la producción fue de 30 millones de dólares. En el trailer se puede apreciar que no son presentados los nombres de los actores sino que son presentados los nombres de los personajes que participan en la historia, desde Laura Bush, pasando por Dick Cheney, Condoleezza Rice y Colin Powell.