domingo, 12 de octubre de 2008

¿Tiene sentido permanecer en Afganistán?

El mundo actual siendo –lametablemente- liderado por ideologías extremistas de neocons que encabeza la Admistración americana actual, no sólo llevaron a convencer a otros países a unirse a ellos a combatir los Talibanes -que en su teoría encarnan el diablo mismo por su ideología extremista y radical - sino que de hecho, con la guerra destinada según ellos a combatir el "Terrorismo" volvieron a cometer el mismo error histórico que cometió la Unión Soviética: es decir INTENTAR apoderarse de Afganistán. Quizás Occidente tenía otras cuentas, pero al fin y al cabo con los afghanes como pueblo de guerreros no hay que soñar de cambiar su vida ni hace falta hablar de victorias. Es mejor salir de ahí para evitar más desastres y otras derrotas.
EL priódico El país escribe:
Ni combate contra el oscurantismo, ni ayuda al Gobierno local, ni lucha eficaz contra el terrorismo. La guerra en el país de los talibanes no ha cumplido ninguno de los objetivos que se propuso. (El País-España)
Por TZVETAN TODOROV
algunos años, 25 de los 27 países de la Unión Europea están implicados en una guerra que se desarrolla a miles de kilómetros de sus fronteras, en Afganistán. Barack Obama, el candidato a la presidencia estadounidense ensalzado en Europa, defiende la continuación de esa guerra tanto como su adversario republicano. Si resulta elegido, promete aumentar el contingente norteamericano para obtener una victoria definitiva. El Parlamento francés sometió a debate la continuidad de la presencia de sus tropas en el conflicto (en un contexto de chantaje afectivo: "Votar no es decir a nuestros soldados que murieron por nada"). Tras una profunda reflexión, el Partido Socialista se atrevió a votar no, aunque puntualizando: no votamos contra la renovación del compromiso francés, sino sólo contra la manera en que ha sido enfocado.
Fuente: Leer artículo completo en: El País-España
Comparte esta noticia

Digg!