jueves, 30 de octubre de 2008

La libertad de expresión no está garantizada (II)

En Marruecos como ya se sabe varias instituciones del Estado están protegidas –tradicionalmente- por las leyes y precisamente la Monarquía. El país magrebí está mucho más preparado, si se compara con otros en la región, y es donde hay más posibilidades hacia una apertura más amplía en el dominio de los derechos humanos. Sin embargo, acerca de la libertad de expresión, nuestro país, sin exagerar, le queda mucho camino a recorrer y de momento nada está garantizado, como dijo Erraji, después de su amarga experiencia tras su liberación. Sólo una palabra o una simple enunciación puede resultar en años de cárcel. Como ocurió en el caso de Yasíne, el joven inocente o el “loco del Barsa" de fútbul, el club de millones de seguidores en España y más allá en el resto del mundo, El Barsa”, el chico, por haber añadido esa palabra... Barsa, al lema nacional del país le han acusado de ofender a la Monarquía y ha sido condenado a un año y medio de cárcel. Nosotros, como no disponemos de lo que ronda a su caso, ni sabemos lo que realmente sucedió, sólo le pidemos clemencia dada su edad pese a todo, como ocurió con el joven Blogger marroquí Mohamed Erraji, que fue liberado tras su condena en Agadir.

No obstante, de otro lado cabe mencionar que el proceso político puesto en marcha tras la reciente transición democrática, cuyos impactos empiezan a dar su fruto y, de hecho ya son palpables, en los medios de comunicación y también, en muchos aspectos de la estructura social, cultural y política del país y en concreto, se nota, en privado y públicamente, el debate abierto y las discusiones entre los ciudadanos acerca de las políticas del gobierno, como asímismo se nota del nuevo lenguaje mediático y las ediciones de la nueva prensa independiente, sin hablar de otras formas de expresión.

Los periódicos nacionales, como ejemplo, desde un cierto tiempo no ahorran esfuerzo a la hora de informar o elaborar reportajes sobre los lados negativos y el mal funcionamiento de ese o aquel sector estatal o privado, Etc. La prensa independiente, sobre todo, está experimentando nuevas formas de adaptación ejerciendo un papel muy importante y a veces llegan a ser críticas con ciertas políticas del Gobierno. Lo cual da la impresión que la prensa goza más y más de plena libertad, pero claro, una libertad bastante relativa como es el caso en otros países donde se experimentan nuevas mutaciones o cierta transición política parecida.

Libertad de criticar y expresar sus opiniones con respeto y cautela cuando se trata de temas de cierta sensibilidad, en otras palabras… hay que reconocer lo siguiente, los que saben escribir saben que tienen que ejercer necesariamente ciertos grados de autocensura por miedo a pasarse de la raya y/0 por temor a represalias de la parte de los altos cargos en el poder, lobbies o mafias oportunistas que se oponen a todo cambio positivo porque no coincide con sus intereses.

En casos particulares, algunos columnistas, como el director de Almassae, Rachid Nini pueden opinar libremente sobre los acontecimientos y asuntos de actualidad con toda claridad y mucho coraje. Por eso sus escritos son seguidos por miles, y cada día crece y se extiende más el círculo de esos lectores. El público que lee los periódicos, aunque se constituye de una masa selecta pero lamentablemente hasta ahora relativamente no tan numerosa y significativa (de 150 000 a 200 000)lectores que son en su mayoría intelectuales. (A.D)