martes, 28 de octubre de 2008

Google, Microsoft y Yahoo, juntos contra la censura

Antes, y es algo que se puede entender, y por qué lo hacían. Debido a los grandes intereses que les proporcionaba trabajar con ellos. Obviamente se trataba de buscar la extensión y el éxito comercial, encima de los enormes beneficios y las ganancias que les aseguraba trabajar con países que usaban las nuevas tecnologías para restringir la libertad de expresión entre otros innumerables servicios. Ahora, y por supuesto, los gigantes de Internet parece que tienen otras razones, o quizás ya no tienen por qué continuar prestando esos servicios. De momento, la noticia cae bien y nos alegra que hayan cambiado de estrategia, poniéndose de acuerdo sobre una serie común de principios sobre cómo trabajar en países que restringen la libertad de expresión, según informa la prensa.

Google, Microsoft y Yahoo tienen previsto anunciar el martes que se han puesto de acuerdo sobre una serie común de principios sobre cómo trabajar en países que restringen la libertad de expresión, informó The Wall Street Journal.

La iniciativa por parte de los gigantes tecnológicos en Internet se produce en medio de las acusaciones de que han ayudado a permitir la censura en esos países. En virtud de los nuevos principios, que han sido elaborados a lo largo de dos años, las compañías se comprometerán a proteger la información personal de sus usuarios allí donde tengan presencia corporativa y a "interpretar y aplicar de forma limitada las demandas gubernamentales que puedan comprometer la privacidad".

Las empresas también se comprometerán a revisar el historial que tenga un Gobierno de poner en riesgo la información personal y la libertad de expresión antes de iniciar nuevos negocios en un país, y a discutir ampliamente los riesgos con sus ejecutivos y miembros directivos.
El documento ha sido elaborado por grupos de derechos humanos y expertos independientes
El documento fue elaborado por un grupo de participantes entre los que estuvieron grupos de derechos humanos como Human Rights First y el Committee to Protect Journalists, indicó el Journal.

Grupos sin fines de lucro como el Center for Democracy and Technology y Business for Social Responsibility también participaron. Las compañías acordaron que el cumplimiento de los nuevos principios sea supervisado por expertos independientes.
Comparte esta noticia

Digg!