viernes, 1 de junio de 2007

Será que me vigilan blogueando...Pues muchas gracias y a seguir bloqueando

En realidad tengo muchos amigos que me rodean de cerca o de lejos, desde las esferas académicas hasta los expertos hackers éticos, ingenieros especializados en informática… bla bla bla, Etc., quiero decir claramente como estoy armado hasta los dientes con mi larga experiencia, además de mis buenas intenciones de escribir mis artículos como aportación al mundo de los medios de comunicación con el objetivo de cambiar el mundo -a mi manera de hacerlo- y, asumiendo mi total responsabilidad en lo que intento para hacer llegar mi mensaje, sin decir más. Por eso no quiero que me moleste nadie. Nadie. ¿Será que me vigilan? como dijo mi amigo Nacho. ¡Gracias!

Gracias a Huella Digital el Weblog español de gran éxito que señaló también antes este tipo de anomalías, no sé si son frequentes en Blogger, pero al fin he podido enterar de que no era yo el único que se enfrenta a este tipo de molestias, toda una anécdota porque yo aquí -de este lado de la orilla sur del Mediterráneo- experimento frecuentemente bloqueos y todo tipo de frustraciones a la hora de postear mis entradas. ¿Qué podemos hacer? Nada, sólo seguir blogueando y ellos, a !seguir bloqueando!

Espero que a pesar de todo vuelva la normalidad, o sea que la publicación tenga el aspecto habitual creado por la ingeniería ingenial de Blogger. ¿O qué otra explicación tiene esto? Robo, espionaje. ¿Si alguién tiene una idea?Help.Tengo que añadir que a veces desaparece pero vuelve. ¿De qué se trata (Span) abierto y cerrado en el centro, entre(Ver Blog) y (En una ventana nueva)?[foto de arriba] en vez de la ventanilla normal [foto de abajo] de la edición blogger.

------------
Comparte esta noticia
Digg!

1 comentario:

Aus Schweis dijo...

Invito a los que te vigilan a leer bien y atentamente lo que escribes a ver si aprenden algo :-)

Muchos ánimos que ya veo que no te hacen falta! y si la Telecom no deja su política de censura y bloqueos, la solución es que vaya preparandose para perder clientes. En este mundo, la última palabra la tiene el consumidor.