jueves, 21 de junio de 2007

Marruecos y Polisario acuerdan segunda ronda de díalogo en agosto

El frente Polisario en sus declaraciones antes y después de las negociaciones de Manhasset no quiere ceder de un ápice o cambiar de su postura política conocida, sigue determinado a continuar su lucha histórica bajo el mismo lema: separar El Sahara occidental de Rabat. Bajo presiones que ha ejercido sobre todas las partes la comunidad internacional, el frente Polisario y Rabat volvieron a iniciar el diálogo. Aunque las tres partes incluido Argelia, saben que lo pide su adversario es imposible intentan e intentarán llegar a aplicar un día la adopción de un proceso de "Autodeterminación" que permite al pueblo saharaui el derecho a la independencia.

Rabat con el nuevo proyecto puesto en marcha de una Autonomía para la zona quiere dialogar con sus adversarios, quizá para llegar a acercar las posiciones de las dos partes, es decir intentar dar nuevas definiciones al polémico concepto de Autodeterminación que los dirigentes marroquíes quieren remplazar con la oferta de un nuevo plan de Autonomía que corresponde a lo que pide el pueblo saharaui y que posiblemente puede acercar las dos aproximaciones de la misma manera para llegar a realizar las aspiraciones de los saharahuis como solución para salir del estancamiento y la crisis que ha durado ya más de tres décadas. (AD)

El diario El País escribe:El Frente Polisario y Rabat acuerdan...
Marruecos y el Frente Polisario concluyeron el martes las primeras negociaciones directas sobre el futuro del Sáhara Occidental con el anuncio de que se volverán a reunir en agosto próximo. "Las partes han acordado que el proceso de negociación continuará en Manhasset en la segunda semana de agosto", informó en un comunicado Peter van Walsum, el enviado especial de la ONU para el Sáhara Occidental, al final de las conversaciones de dos días que tuvieron lugar en la localidad cercana a Nueva York donde está previsto que se vuelvan a reunir.

Ninguna de las dos partes ha hecho concesiones en los dos días de conversaciones auspiciadas por la ONU sobre un conflicto que dura ya 32 años, desde que España descolonizó el Sáhara Occidental en 1975, entregándolo a Marruecos y Mauritania.

La posición de partida del Polisario es el derecho a la autodeterminación, por lo que trata de acordar las modalidades de un referéndum para que los saharauis lo ejerzan. Para Rabat, en cambio, la base es el plan de autonomía para el Sáhara que ofreció en abril, y que descarta la independencia.

El Consejo de Seguridad de la ONU instó el pasado 30 de abril a Rabat y al Polisario a negociar sin condiciones.
-----------
Comparte esta noticia
Digg!