domingo, 1 de enero de 2006

Marruecos: Creación de una célula
de seguimiento de la prensa...
Crear una célula de seguimiento de las informaciones que publica la prensa marroquí "no es atentar contra la libertad de opinión", o desviar los fundamentos de la democracia y del estado de derecho, aseguro ayer en Rabat el ministerio de Justicia.
El ministro de justicia, Mohamed Bouzoubaâ, anunció que su departamento decidió seguir de cerca las informaciones de prensa para poner fin una "cierta derriba" que tiende a veces a la difamación y a la injuria contra personas o instituciones.

Según un comunicado del ministerio de Justicia "esta célula consiste principalmente en asegurar el seguimiento de la practica efectiva de la libertad y de la responsabilidad, en un régimen democrático que no puede tolerar que se burle de las reglas jurídicas".

Esta célula existe igualmente en las grandes democracias, recalco al subrayar que el ministerio de Justicia permanecerá fiel a sus compromisos y a los principios fundamentales del Código de la prensa, de la defensa de la libertad de opinión y de expresión en su dimensión constitucional y en conformidad con las convenciones internacionales.

La Justicia velara siempre por garantizar el respeto de la libertad de opinión y de expresión y por la aplicación minuciosa de la ley así como actuar para hacer que se respete su primacía, concluyo.

Ayer viernes La FMEJ llamó, ante estas declaraciones, a la promulgación del código de la prensa tal como ha sido enmendado para que el marco jurídico del trabajo de los periodistas esté definido con precisión y para que este texto determine la ecuación entre la libertad de la prensa y el derecho del ciudadano a la información por una parte, y la responsabilidad del periodista por otra.

Expreso también su inquietud frente "a los juicios pronunciados contra varios periódicos", y llamo a la urgencia de establecer el Consejo nacional de la prensa en el seno del cual los periodistas se encargaran de la organización de su profesión, para evitar los excesos, tanto por parte de las autoridades como por parte de los que trabajan en el sector".[MAP.-31.12.2005]

2 comentarios:

Gatopardo dijo...

Estos organismos para regular las prácticas de los informadores, como el que pretende imponer por Ley el gobierno español a las emisoras de radio y televisión, se llama en español "censura" y sólo se justifican en tiempo de guerra.
¿Quién está en peligro? ¿El gobierno, que teme la crítica? ¿El país?
Con estas medidas siempre peligra la verdad y la transparencia.
Un gobierno que teme la crítica es un gobierno que no merece el respeto que exije y se deslegitima.
Saludos desde España

Anónimo dijo...

Celula de reflexion sobre Sebta y Melillia