sábado, 27 de septiembre de 2008

Paisaje en llamas

Buscando un golpe de efecto electoral, a punto ha estado John McCain de hacer descarrilar una de las operaciones más importantes en las que se ha visto envuelta nunca la clase política de Estados Unidos.

La rentabilidad del golpe electoral es todavía más que dudosa. Las posibilidades de que John McCain pase a la historia como el arquitecto del plan de socorro económico y, en última instancia, como el salvador de la nación en un momento crítico, disminuyen a medida que se conocen más detalles sobre las últimas y dramáticas horas.

Pero cada vez parece quedar más claro que ése era su propósito inicial cuando el candidato republicano anunció la suspensión de su campaña y amenazó con no participar en el debate electoral que anoche debía celebrarse en Misisipi.
[Sigue leyendo →]

Source: El país - España