martes, 21 de junio de 2011

¿Hacia dónde camina Marruecos?

En un momento histórico cargado de tensión y lucha popular incesante...en esta plena primavera árabe como ya se le llama a la oleada de revueltas, revoluciones, cambios puestos en marcha e, incluso guerras como en el triste caso de Libia. En este momento preciso Marruecos como si fuera nada pasa en el mundo exterior, o como si fuera los vientos de cambio que llegan de Oriente o los vientos de democracia que vienen de Occidente no le afectan en absoluto, o como si fuera nada le concierne siendo una “Excepción” como dice la propaganda estatal. Lo que está pasando o sea las demandas de las masas que salen a protestar allí o en aquel otro país es porque aquellos vivían bajo regímenes tribales, Libia, Yemen, o dictaduras hereditarias, Siria. Los que toman las riendas del poder en Marruecos hoy día, piensan quizás “que en Marruecos ya hemos hecho camino, tenemos un Estado de Derecho, y tenemos Democracia - aunque de fachada, claro, constituciones, todo lo que nos hace falta es “efectuar reformas y por qué no empezar con la Constitución del país”.

Ahora bien, la Constitución no es todo en si misma. Lo importante es la evolución después de todo. La Nueva Constitución que Marruecos “Ofrece” al pueblo y presenta a un referéndum el uno de julio próximo, con todo lo que puede tener de bueno o de positivo, es un gran paso al ejercicio de la democracia -si el Estado o El Makhzen realmente quiere pasar a la construcción de un Estado de Derecho de verdad. La nueva Constitución que Marruecos pone a prueba hoy no puede satisfacer obviamente a todos los marroquíes. Expertos en la materia comentan que no se ha respetado la metodología en la elaboración de esta Nueva Ley Fundamental, puesto que no han participado en su elaboración o/y redacción, aparte de los inminentes profesores de Derecho Constitucional es decir la Delegación que nombró el rey, presidida por Abdelatif Menuni principal autor encargado de renovar la Constitución, no hubo participación de representantes del mundo político, intelectual, sindical, Etc. No obstante se dio a conocer que hubo aportación ( líderes de partidos , centrales sindicales enviaron notas de sus peticiones a la Delegación de A.Menuni) para complementar o revisar o añadir ciertos retoques a los textos. En suma en casos como este es frecuente ver divisiones, de ahí, piensan muchos que, la nueva Ley Fundamental del país, podría dividir a los marroquíes, sobre todo durante las salidas a la calle y las manifestaciones. Como existe el miedo también en el caso de que no cesen las protestas callejeras de los jóvenes indignados en el futuro podría todo aquello acabar en confrontaciones.

El lado positivo es el debate político abierto en Marruecos acerca de los poderes que todavía acumula el rey en sus manos. Marruecos todavía está y estará lejos de la Monarquía Parlamentaria que pidieron desde el principio los jóvenes del movimiento 20 de febrero. La campaña ya ha empezado, ya hay divisiones en la opinión pública marroquí, entre el Sí y el No otros optan por el Boicot total, la división dentro de lo que ofrece la democracia no es algo nuevo en Marruecos. En este momento histórico preciso veremos como se a desarrollar. No queremos ver choques entre el lado SI y el lado No. Esperemos que todo se desarrolle en la normalidad. Los grandes partidos políticos, como el partido conservativo El Istiqlal, el partido socialista Ittihad El Ichtiraqui ya han un expresado un Sí rotundo como apoyo al rey más que a la nueva Constitución. Pero la última palabra la tienen -creo yo- los jóvenes de 20 de febrero. Porque son ellos quienes han presionado y siguen presionando para que haya verdaderos cambios democráticos en Marruecos.

*** Texto integral de la Nueva Constitución