lunes, 18 de febrero de 2008

La independencia de Kosovo divide a los europeos

Estados Unidos reconoce oficialmente la independencia de Kosovo

El presidente de EE.UU., George W. Bush, reconoció hoy la histórica declaración de independencia de Kosovo al afirmar que "los kosovares son ahora independientes".

Bush realizó esas declaraciones en una entrevista con la cadena de televisión estadounidense NBC que tuvo lugar en Tanzania, donde se encuentra el inquilino de la Casa Blanca que realiza una gira por varios países africanos.

"Es algo que he defendido durante mi gobierno", dijo en la entrevista con NBC, en referencia a la declaración ayer de independencia unilateral de Serbia por parte del Parlamento de Kosovo.

Mientras tanto, el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha confirmado esta mañana en Bruselas que España "no va a reconocer el acto unilateral" de la proclamación este domingo de la independencia de Kosovo, "porque no respeta la legalidad internacional".

Moratinos ha comparado la división internacional ante la secesión de Kosovo con la que causó la guerra de Irak. "El Gobierno español siempre ha defendido el respeto a la legalidad internacional: lo defendió cuando decidió retirar sus tropas de Irak y lo defiende ahora cuando se trata de una secesión de Estado", ha insistido, antes del Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea.

El ministro español ha anunciado que propondrá a sus homólogos europeos unas conclusiones comunes que, "manteniendo la posición española, garanticen el mayor grado de unidad" en el seno de la UE y de "estabilidad y seguridad" en los Balcanes.

Rechazo de Serbia y Rusia

A juicio del Ejecutivo español, la independencia se podría reconocer en caso de acuerdo con el Gobierno serbio, que rechaza este proceso de secesión, o de decisión favorable del Consejo de Seguridad de la ONU, en el que Rusia ejerce su veto al expediente de la independencia kosovar.

Moratinos ha afirmado que en este caso "se ha dado todo lo contrario", ya que ha generado "la división de la comunidad internacional". El ministro vaticina que "habrá consecuencias" que no serán "las más beneficiosas".
El resto de grandes países de la UE --Alemania, Reino Unido, Francia e Italia-- son favorables a reconocer la independencia kosovar.

Al ser preguntado por si es partidario de dar a Kosovo esperanzas de entrar en la UE, el ministro ha dejado claro que España apuesta por una perspectiva europea para los Balcanes "en general".