jueves, 7 de febrero de 2008

Turquía dice sí al velo

El Parlamento turco ha aprobado la noche de este jueves una enmienda constitucional que autoriza el uso del velo en las universidades. La medida, que aún debe ser rafiticada en una votación final sobre un conjunto de medidas, responde a una iniciativa del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), que dirige por el primer ministro Recep Tayyip Erdogan, islamista moderado, y el derechista Partido de Acción Nacionalista, que juntos superan los dos tercios de la cámara necesarios para modificar la Carta Magna.


En una sesión maratoniana que comenzó el mediodía del miércoles y no ha terminado hasta la madrugada de hoy, el Parlamento ha aprobado las enmiendas a los artículos 10 y 42 de la Constitución por 404 votos a favor y 92 en contra, según han informado fuentes de la cámara. La reforma constitucional, no obstante, debe ser ratificada en una votación final el sábado y no entrará en vigor hasta que sea firmada por el presidente del país, Abdullah Gül.

El artículo clave de la enmienda subraya que “nadie puede ser privado de su derecho a la educación superior”, lo que deja abierta la posibilidad de utilizar el velo islámico en las aulas. El Gobierno de Erdogan asegura querer defender la libertad individual de los estudiantes musulmanes, y cree que esta reforma se inscribe en el proceso de adhesión a la Unión Europea.

Protestas
La propuesta de enmienda ha sido tema de debate en los últimos meses en Turquía y objeto de duras críticas por parte de la oposición socialdemócrata, que afirma que con esta reforma se erosionan los principios laicos del Estado y se abre el camino para su uso en la función pública y los colegios, donde actualmente está prohibido.

Según el acuerdo alcanzado por AKP y MHP, el libre uso del velo estará sólo permitido en las universidades y no en niveles inferiores de la educación ni en las administraciones públicas.

Círculos laicos, militares, jueces y oposición se han manifestado en contra en manifestaciones como la del pasado domingo, organizada por diversas asociaciones de mujeres, que congregó a decenas de miles de personas en Ankara.

Contrarios a esta modificación se han mostrado también los principales sindicatos del país, que concentraron el miércoles frente al Parlamento para mostrar su rechazo a la autorización del velo en las universidades, pues lo consideran un símbolo político del islam.

En una encuesta hecha pública el martes por varios rotativos, el 64,9% de los turcos son favorables a levantar la prohibición del velo, mientras que sólo el 27,6% se oponen. La mayoría (57%) cree que se trata de una cuestión de "democracia, libertad de conciencia y libertad religiosa", mientras que el 26,3% lo considera un "ataque contra el laicismo y el régimen republicano".
Vía Link


Comparte esta noticia
Digg!