viernes, 7 de diciembre de 2007

CIA destruyó grabaciones video

¿La noticia puede desencadenar un nuevo escándalo en EEUU?: La CIA reconoce haber destruido grabaciones video de los interrogatorios de detenidos terroristas de Guantánamo



La Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) reconoció haber destruido las grabaciones de video de los interrogatorios de dos supuestos miembros de al-Qaeda.

Según revelaciones publicadas por el diario New York Times, las cintas de video, grabadas en 2002, fueron destruidas en 2005. La CIA dijo que tomó esa medida para proteger la identidad de los agentes que llevaron a cabo los interrogatorios.

"Estas cintas presentaban un grave riesgo de seguridad. Si se hubieran filtrado hubieran permitido la identificación de vuestros colegas de la CIA que actuaron en el programa, exponiéndolos a ellos y a sus familiares a represalias de Al-Qaeda y sus simpatizantes", señaló a través de un comunicado dirigido a sus funcionarios el director de la CIA, Michael Hayden.

Críticas a la CIA
La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, según sus siglas en inglés) acusó al gobierno de ignorar las leyes estadounidenses. "Esto claramente fue un intento deliberado de destruir evidencias que podrían haber sido utilizadas para responsabilizar a agentes de la CIA por la tortura de prisioneros", señaló el director del Proyecto de Seguridad de la ACLU, Jameel Jaffer.

"Tanto el Congreso como los tribunales han exigido de forma reiterada que se entregue esta evidencia, pero la CIA aparentemente cree que sus agentes están por encima de la ley", agregó. La CIA ha reconocido que sus primeros interrogatorios tras los sucesos del 11 de septiembre de 2001 fueron severos y posiblemente incluyeron "ahogamientos simulados", un procedimiento que posteriormente fue prohibido.

"Algunos altos dirigentes políticos han señalado que en el pasado al ser cuestionada sobre las cintas de video, como en el caso de la comisión del 9/11, la CIA había negado su existencia", según el corresponsal de la BBC en Washington, Justin Webb.

La oposición demócrata en ambas cámaras del Congreso estadounidense pidió que se investigue la decisión de destruir las grabaciones. "El daño es todavía más grave cuando estas medidas se toman a escondidas", dijo el presidente de la Comisión de Asuntos Judiciales del Senado, Patrick Leahy.

+ Información: "Están siendo sometidos a tortura"
Lea también: La CIA defiende su forma de interrogar
Comparte esta noticia
Digg!