miércoles, 8 de marzo de 2006

Dia internacional de la mujer
Historia de dos mujeres
Merien Hamido y Mercedes Sánchez
Por : Miguel Ángel Triano
¿Por qué las mujeres musulmanas no nos atrevemos a caminar solas?
La persona libre es aquella que conoce que posee la libertad para usarla dentro de un orden necesario, en el gigantesco complejo educativo que es la sociedad. Pero para ello, es necesario considerar que la total perfección humana exige el desarrollo de las diferencias individuales.
(Abu al-Walid M. Ibn Rushd -1126/1198. Averroes)
¿Ha existido alguna vez una sociedad matriarcal?, no lo sé, muchos científicos así lo afirman considerando que los primeros grupos humanos mantenían dicho tipo social. Eso sin duda es historia, pero lo que no cabe duda es que en la sociedad actual tanto la mujer musulmana como la mujer cristiana si que ejercen un gran papel, cada vez mayor. Pero esto es algo que las mujeres de ambas comunidades hemos tenido que luchar y ganar.

Así, en nuestra cultura islámica, donde se separa lo femenino y privado de lo masculino y publico; todavía, hombres y mujeres caminamos por sendas separadas sin poder converger en el mismo espacio. Aún no se ha roto la tradición. Es entonces lógica la pregunta de: ¿Por qué las mujeres musulmanas, no nos atrevemos a caminar solas? La respuesta sin duda, debemos buscarla en el Sagrado Corán y en la Sunna. Y en estos santos escritos, no se encuentra limitación alguna al acceso a la vida laboral y profesional de la mujer, y conforme a ellos, pueden las mujeres musulmanas, ocupar puestos políticos, empresariales, jefaturas…etc.

En el Corán, se les reconoce derechos civiles, como lo son entre otros, el de la libertad de culto, el derecho de elegir futuro marido (nadie posee derecho para obligarla a casarse con alguien que ella no desee); el derecho a divorciarse si es maltratada; el derecho a conservar el apellido paternal. Derecho este último que marcó una de las grandes reivindicaciones de la lucha de las mujeres occidentales de la década de los 60. Y tiene derechos sociales, como: derecho a la enseñanza, que actualmente debía considerarse más que como un derecho, como una obligación. Porque esto se recoge en el Corán donde se insiste que los creyentes (hombres y mujeres) deben lograr el conocimiento, el saber y la educación, porque la ignorancia es un pecado. Dice el Corán:”Los mas sabios son los más cercanos a Dios”, aspira, por tanto, a que se pueda explicar la revelación por medio del razonamiento siguiendo los preceptos coránicos que imponen “el estudio y la consideración de los seres por medio de la razón”. Leer[+] Link