sábado, 28 de febrero de 2009

Hachich y Derechos Humanos en el norte

Chakib Al Khyari, Hachich, Derechos Humanos y Libertad de Expresión en el norte 

En Marruecos no cabe duda que hay ciertos mecanismos de la puesta en marcha de una democracia local o nacional, el gobierno apoya instituciones de derechos humanos y poco a poco hemos de notar que el estado marroquí empieza a tolerar hasta cierto punto la libertad de expresión y de opinión. Hasta el momento nada está garantizado. cieretas críticas pueden causar irritaciones y incluso reacciones mediante el organo de la justicia en manos del estado.Todavía no se sabe hasta qué límite se puede criticar al Gobierno.Y si hay leyes en vigor y derechos no hay garantías, todo depende de las interpretaciones que rondan ese o aquel caso, además de las circunstancias y las presiones que se ejercen. La libertad de criticar a ciertas prácticas negativas en ese o aquel sector gubernamental en Marruecos puede costar mucho como lo hemos observado en el caso de Chakib Al Khyari y en otros parecidos en el pasado, ya se ha comprobado que hay límites, y los que han aprendido bien la lección saben que no hay que ir más allá de esas límites.  Supuestamente existe cierta margen que hay que respetar. Los activistas en el seno de los partidos políticos y dentro de las asociaciones, como en el mundo de los medios  saben muy bien que no hay garantías de criticar libremente  ciertas prácticas negativas  en ese o aquel sector estatal o institución pública. El jóven activista rifiño Chakib AL khyari no es el primero ni el último entre las víctimas de esta situación incierta que vive el país, porque de un lado las autoridades del país intentan dar el aspecto de que hay una democracia en marcha, pero por lo que vemos todavía no hay garantías de expresar libremente su opinión. El Vídeo que pueden ver abajo lo explica todo. Imágen y Texto.

Ángela Suárez
La República (27-2-09)


El pasado sábado 21 de febrero el juez instructor del Tribunal de Apelación de Casablanca decretaba prisión provisional para Chakib Al Khyari, presidente de la Asociación de Derechos Humanos del Rif, por unas declaraciones con las que, según estima el fiscal general del Rey, pretendía perjudicar a las autoridades marroquíes en materia contra el tráfico de droga.Las declaraciones realizadas por Al Khyari en distintos medios y foros acerca de la permisividad de las autoridades marroquíes en el tráfico ilícito de drogas y la vinculación de algunas instituciones del país en el mismo, han sido consideradas como infundadas y carentes de pruebas por la fiscalía. Asimismo, y según ha publicado la agencia de prensa MAP, Al Kahayari ha sido considerado “sospechoso de recibir dinero de extranjeros para llevar a cabo una campaña mediática para socavar y desacreditar los esfuerzos de las autoridades marroquíes en la lucha contra el tráfico de drogas” y de participar “en la percepción de una compensación económica a fin de centrar su campaña en los medios contra el uso de drogas sólo en Nador y omitir las redes de la plantación y el tráfico de cannabis en la región de Ketama”.Desde entonces, al comunicado que emitía Human Rights Watch el día 18 se han sumado otras organizaciones como Amnistía Internacional con una declaración en la que resaltaba que “la aprehensión y la detención de Chekib Al-Khyari es un ataque contra el derecho de los defensores de los derechos humanos a recoger y difundir información y opiniones sobre asuntos relativos a los derechos humanos sin temor a sufrir represalias, como hostigamiento, intimidación y persecución”. Amnistía Internacional ha pedido también a las autoridades del país que “cumplan con su obligación, en virtud del artículo 9 de la Constitución de Marruecos y del artículo 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, en el que Marruecos es Estado Parte, de garantizar el derecho a la libertad de expresión, y les insta a que pongan inmediatamente en libertad incondicional” al activista.

Por otra parte, la Asociación Pro Derechos Humanos de Melilla ha dirigido el pasado 22 de febrero, una vez conocida la orden de prisión emitida para Al Khyari, un comunicado a la Delegación de la Comisión Europea en Marruecos en el que se instaba a esta institución a que se interesase por “este ciudadano, que tanto ha luchado por el bienestar de su pueblo y de los pueblos de Europa”. Otras asociaciones y plataformas de Cataluña y Holanda se han organizado para pedir a las autoridades marroquíes la liberación inmediata del presidente de la Asociación de Derechos Humanos del Rif, al mismo tiempo que la página www.freechakib.com sigue activa recogiendo apoyos y todas las novedades que surgen en relación al caso.
Por otra parte, la Asociación Pro Derechos Humanos de Melilla ha dirigido el pasado 22 de febrero, una vez conocida la orden de prisión emitida para Al Khyari, un comunicado a la Delegación de la Comisión Europea en Marruecos en el que se instaba a esta institución a que se interesase por “este ciudadano, que tanto ha luchado por el bienestar de su pueblo y de los pueblos de Europa”. Otras asociaciones y plataformas de Cataluña y Holanda se han organizado para pedir a las autoridades marroquíes la liberación inmediata del presidente de la Asociación de Derechos Humanos del Rif, al mismo tiempo que la página sigue activa recogiendo apoyos y todas las novedades que surgen en relación al caso.