miércoles, 31 de diciembre de 2008

¡Alto el genocidio! ¡Paremos la Ocupación!

Mediante la ocupación, el exterminio, los “acuerdos” de sumisión y el cerco por hambre, Israel lleva más de 60 años intentando acabar con el pueblo palestino mediante la violencia más despiadada.

Pese a las masivas protestas en el mundo entero Israel prosigue con esta nueva masacre del pueblo palestino. Son ya más de 360 palestinos muertos y miles de heridos por los bombardeos del ejército sionista. Israel se muestra así una vez más como lo que es: un enclave militar del imperialismo, una base yankee, en el corazón del enorme pozo de petróleo que es Oriente Medio, construida sobre el territorio de un pueblo, el palestino, del que no aceptan más que la completa sumisión, antes de lograr su verdadero objetivo que no es otro quesu expulsión definitiva mediante la limpieza étnica.

Mediante la ocupación, el exterminio, los “acuerdos” de sumisión y el cerco por hambre, Israel lleva más de 60 años intentando acabar con el pueblo palestino mediante la violencia más despiadada. Para Israel no existe la ley humanitaria internacional, la protección a la infancia, el derecho a la salud, a la alimentación, a la educación, a la justicia, a la vida misma. Ante esta violencia cotidiana, permanente, el derecho a la resistencia está reconocido como un derecho irrenunciable. Por eso argumentar que el actual ataque responde a las agresiones de Hamas, que fue quien rompió la tregua, es un cínico intento de justificación, cuando no de complicidad con el ocupante. Un cinismo semejante al del secuestro de los dos soldados israelíes en el ataque al Líbano o las armas de destrucción masiva en la invasión de Iraq. ¿De qué tregua hablan, cuando los ocupantes sionistas, con la bendición de la comunidad internacional, incluido el Gobierno español, tienen cercada por hambre la Franja de Gaza y con ello a más de 1,5 millones de palestinos?¿De qué agresiones habla un ejército apabullantemente superior, al que arman los EEUU, frente a las piedras y las escasas armas del pueblo palestino?.

Desde la ONU a la UE, la llamada “comunidad internacional”, ha pretendido “resolver” el problema convirtiendo a Palestina en un batustan, como en la Sudáfrica del apartheid, apoyando a una Autoridad Nacional Palestina, dirigida por Mahmoud Abbas y la policía deAl Fatah, encargada de hacer cumplir esos acuerdos, actuando como verdadero gobierno de los ocupantes. Ante la imposibilidad de derrotar la lucha del pueblo palestino, todo el empeño del sionismo y la “comunidad internacional”, incluyendo a colaboracionistas gobiernos árabes, como el saudí, el egipcio o el jordano,ha sido convertir la lucha de resistencia en una guerra civil palestina. Desde que en el 2006 Hamas ganó las elecciones, de forma incontestable, no han cejado en este empeño.

Israel, EEUU y la UE no han escatimado esfuerzos desde entonces. Se avaló el intento de golpe de estado llevado a cabo por Abbas y la policía de Al Fatah, pero la reacción de las masas (más allá de las pretensiones de la dirección de Hamas),paró el golpe y expulsó de la franja de Gaza a la ANP y a la policía de Al Fatah. Lapolítica del imperialismo ha sido bien notoria, mientras avalan a Abbas y liberan presos de Al Fatah, la Franja de Gaza permanece cercada por el hambre, acosada militarmente y cargos electos por el pueblo palestino se pudren en las cárceles sionistas.

Más allá de nuestras muchas diferencias con Hamas lo cierto es que Hamas encarna – más que ninguna otra organización palestina- la resistencia a los planes sio-imperialistas en la región, manteniendo las reivindicaciones históricas de no reconocer al estado sionista y exigir su destrucción. Eso es lo que no tolera el sionismo, ni EEUU, la ONU o la UE. Por eso tienen que derrotar a Gaza y destruir a Hamas como sea. Y el como sea incluye lo que hoy vemos, bombardeos masivos, exterminio de la población por destrucción y hambre.La llamada “comunidad internacional” lleva años interviniendo.

El justo repudio a esta masacre lleva a muchas personas y colectivos a denunciar con total razón la complicidad de la llamada “comunidad internacional” pero a renglón seguido le exigen que “intervenga”. ¿No fue la o­nU quien reconoció el Estado sionista y decretó la partición de Palestina? ¿No es EEUU quien arma al ejército sionista, primer receptor mundial de su ayuda militar? ¿No son lo países de la UE los principales clientes y mantienen acuerdos comerciales preferentes con el Estado de Israel?

La “comunidad internacional” lleva más de 60 años interviniendo y la existencia del estado sionista y del holocausto palestino no serían posibles sin su complicidad. Sus intervenciones en Iraq, Afganistán o Líbano son ya muy conocidas, con bandera de la OTAN, la propia o la de la o­nU los ejércitos son eso: ejércitos imperialistas llamados a garantizar la paz de los ocupantes, cuando los pueblos se niegan a seguir sus dictados.

La resistencia palestina, iraquí y libanesa constituyen los obstáculos más poderosos al “Gran Oriente Medio”, diseño común del sionismo y de los imperialismos de EE.UU y la UE.

Exigir al Gobierno Zapatero la ruptura de relaciones con Israel

Desde Corriente Roja, coincidimos plenamente con la denuncia del Gobierno Zapatero que colectivos palestinos y organizaciones sociales hicieron ante la Embajada de Israel el pasado día 28. El actual Gobierno español (como su predecesor Aznar) son parte de los gobiernos amigos del sionismo.

¡Basta de cinismo! O con el pueblo Palestino o con los genocidas.

Por eso la tarea del movimiento de solidaridad con el pueblo palestino de repudio de esta masacre debe incluir entre sus demandas más urgentes la exigencia al gobierno español de la ruptura de relaciones diplomáticas y comerciales con Israel y el cierre de la embajada.
Hay que exigir al Gobierno que se deje de palabras, queremos el envío de alimentos y materiales de todo tipo a Palestina.

Desde Corriente Roja llamamos a todos los trabajadores/as y a los estudiantes a apoyar las concentraciones y manifestaciones convocadas en todo el Estado (España) y sumarse así al repudio a la masacre y al apoyo al pueblo palestino.

¡Alto a los bombardeos a Gaza!
Ruptura de relaciones con el estado sionista
Todo el apoyo a la resistencia palestina

Vía Web