domingo, 7 de diciembre de 2008

Maradona contra Bush

El famoso ex futbolista Maradona vuelve a ser fuente de mil noticias. De los campos de fútbol, el brillante y polémico jugador, vuelve otra vez a hacer encendidas declaraciones revolucionarias, pese a su lenguaje poco diplomático. Piensa que es un héroe, o por lo menos así da la impresión cuando habla. Ya no es un jovencito, sin embargo, sigue siempre siendo temperamental y no cesa de lanzar desafío tras otro.

Recientemente después de obtener el título de entrenador oficial para dirigir el equipo de su país Argentina está aprovechando de sus viajes y sus desplazamientos a otros países, no ahorra esfuerzo al margen de su su misión deportiva para hablar de sus preocupaciones personales, las cuales quedan reflejadas en sus diversas declaraciones a la prensa.Durante su visita a Calcuta (India)ha dirigido comentarios muy críticos contra el presidente americano Bush.

Desde que llegó a ocupar su nuevo encargo de (coach nacional) parece que tiene la ambición de convertirse en héroe popular encima de sus logros y hazañas deportivas cumplidas en el pasado. Quizá quiere jugar el papel de “político militante y/o “portavoz populista/o popular” al margen de misión en el mundo de deportes. Quiere alinearse al lado de los que luchan contra el dominio americano y se oponen a ciertas "políticas imperialistas" de los Estados Unidos en países de Suramérica.

Maradona está intentando jugar diferentes papeles: además de ex ídolo y estrella en el mundo de fútbol, siendo actualmente director del equipo de su país, quiere convertirse en una nueva figura o "símbolo", el de "militante de izquierdas", tendencia política reforzada de nuevo en el “patio trasero” de EEUU en varios países de América latina, quiere apoyar y reforzar los que ya iniciaron el camino, papel revolucionario protagonizado siempre por los líderes políticos de esa parte del mundo, los cuales, por lo cierto, por sus discursos ideológicos (cargados de demagogia) ejercen y ejercieron allí siempre una gran influencia sobre las generaciones consecutivas de la población de los países de América latina, desde los tiempos de Ché Guevara y Castro, hasta Chavez, Morales, Da Silva, Bachelet, Etc. Quizá, Maradona piensa, que está ahora bien capacitado y más influyente, mucho mejor que antes, cuando era sólo un jugador o estrella de fútbol, quiere hoy volver a marcar otros importantes goles...y precisamente, hacer llegar algunos de sus "mensajes políticos revolucionarios".

Maradona durante su visita a la ciudad de Calcuta (India) condenó el terrorismo y calificó de "asesino" al presidente estadounidense, George Bush, aunque mostró confianza en su sucesor, el presidente recién elegido Barack Obama.