viernes, 18 de enero de 2008

Un mes sin Internet

De vuelta a casa después de un mes de vacaciones con mi familia en el Reino Unido: con la memoria bien fresca, tengo la doble satisfacción, de haber disfrutado de un lado de los placeres del viaje y de otro, volver a mi tierra. A pesar del frío insuportable del norte del país, la gente se llenó de alegría alrededor de las mesas en las casas bien calentadas, como en los famosos Pubs, los restaurantes y las discotecas. Estaba muy feliz de haber estado allí para vivir con mi pequeña familia unos días fantásticos. Las fiestas de Navidad, todo un tiempo excepcional de altas emociones y felecidades inolvidables.

En las viejas calles frías y húmidas del centro de Newcastle reinaba una buena ambiente navideña: toda una fiesta para los ojos. La gente no paraba de correr en todas las direcciones, bajo las luces y las decoraciones navideñas, un sinfin de artículos, todo estaba brillando en las medianas y grandes tiendas del centro de la ciudad, tiendas que ofrecían todo lo que se puede imaginar.Las buenas rebajas motivan enormemente a la clase media inglesa a hacer el habitual choping por estos precisos días festivos del año, durante los cuales todo el mundo tiene derecho a disfrutar de los más bellos sueños, la buena comida y los regalos. Los corazones de los pequeños como de los mayores, volvieron sin duda a sentir el feeling fuerte de vivir en un mundo mágico lleno de bellos colores durante los días y las noches festivas que acompañan estas vacaciones.

En cuanto al panorama mediático,The Times, The Independent, Guardian y toda la prensa británica, los famosos y grandes diarios de información, incluidos los canales de la BBC y SKY, no me dieron la suficiente satisfacción informativa a la cual aspiraba cuando llegué allí, aunque de hecho llenaron mi tiempo relativamente durante cuatro semanas sin Internet. Por no tener acceso a internet, sentí como si algo me faltaba para satisfacer mes deseos de saber más, no sobre la cultura y la sociedad británica, que sobre elllos tengo buen conocimiento. En mi caso la curiosidad de informarse bien no tiene límites, siempre me gusta saber más, y estar al día precisamente enla materia de los asuntos políticos. El triste crimen del asesinato de Binazir Bhuto me conmovió tanto... la crisis política estallida en Kenya tras las elecciones... la visita de G.W.Bush a la zona del medio Oriente, Etc. La prensa británica es quizás una de las mejores del mundo en su variedad, pero por su estilo british no trata tanto del variado panorama internacional, la excepción quizá sea la BBC.

Normalmente si estamos conexionados a Internet tenemos el mundo entre las manos. Asomar a toda la diversidad de información a nivel nacional, local o global es un ejercicio simple y casi gratuito teniendo acceso al mundo de la Web. Solo un simple click basta para tener todo en frente de sus ojos, y todo disponible sin tener que salir a la calle.Es incalculable y poco apreciado el servicio que ofrece la prensa online: noticias, opinión, enfoque, y desde cualquier perspectiva que se pueda imaginar. Es un lujo repasar en un tiempo breve los reportajes más destacados y toda la variedad de información a nivel regional o planetario. Qué felicidad, disfrutar de todo aquello, encima de todas las demás lecturas variadas de contenidos diversos, las búsquedas, la investigación y el acceso a un infinito mundo de conocimiento y cultura.

A las pequeñas ciudades del norte no llegan muchos periódicos extranjeros, por eso uno se siente un poco aislado de lo que ocurre en el mundo fuera. Quizá a nivel local o nacional la prensa local, la radio y los canales de TV informan ampliamente sobre todo, pero nada a la hora de comparar eso con lo que puede ofrecer Internet. Probablemente mucha gente tienen acceso a Internet en sus casas y hogares, pero contrariamente a los países del continente europeo, los británicos siempre les gusta conservar su estilo. Como he notado, no adoptaron los Cybercafés como lugares públicos de conexión a internet como es el caso en los Estados Unidos por motivos diferentes a lo que se produjo posteriormente en los países del tercer mundo.

Los medios locales de información disponibles en la zona norte de Inglaterra donde pasé la mayor parte de mi viaje; es lógico - allí como en cualquier otro lugar del mundo- el servicio informativo prestado por este o aquel medio está limitado a cubrir las noticias más destacadas para satisfacer así la comunidad que le rodea, sucesos diarios, educación, deportes… Etc. Sin embargo, en las grandes ciudades inglesas el aspecto mediático no es diferente a lo que normalmente encontramos en otros países.