lunes, 4 de enero de 2010

Sáhara encabeza la regionalización de Marruecos

Este domingo, desde el Palacio Real de Marrakech, el Rey Mohamed VI, ha presidido una ceremonia, durante la cual, ha nombrado a Omar Azziman (hasta hoy embajador de Marruecos en España) presidente de la Comisión Consultiva de Regionalización (CCR), una organización formada por 21 miembros que trabajará para elaborar un modelo singular de regionalización avanzada para mejorar la gobernanza territorial y el desarrollo de Marruecos.El grupo deberá presentar un proyecto de la concepción general del modelo de la regionalización avanzada al propio monarca antes de que finalice el mes de junio de 2010.

"Esta regionalización será el preludio a una nueva dinámica de reforma institucional profunda y una confirmación democrática de la singularidad del reino alauí", afirmó el Rey Mohamed VI en su discurso.

"Entre los principales objetivos que tenemos marcados, está el que nuestras recuperadas provincias del Sur encabecen la regionalización avanzada. En efecto, Marruecos no puede quedarse con los brazos cruzados ante las trabas que interponen los adversarios de nuestra integridad territorial con el fin de obstaculizar el proceso de la ONU para hallar una solución política realista y mutuamente aceptable al conflicto artificial creado en torno a la misma; una solución fundada en nuestra iniciativa de autonomía reservada al Sáhara marroquí", explicó.

Paralelamente al impulso de este plan de autonomía, indicó Mohamed VI, "continuaremos materializando nuestra sólida voluntad de hacer que los leales hijos y habitantes de nuestro Sáhara marroquí dispongan de una amplia libertad en la gestión de sus propios asuntos locales, en el seno de una regionalización avanzada, cuya puesta en marcha asumiremos, con voluntad nacional soberana".

Este modelo, explicó, "deberá ser el resultado de las especificidades marroquíes, englobando todas las regiones del reino, incluidas en primer lugar las provincias del sur", Es decir la antigua colonia española recuperada por Marruecos tras la Marcha verde, provincia cuyo nombre histórico para generaciones de españoles no ha cambiado aún, para los medios en España, esa región sigue siendo denominada Sáhara Occidental.

El monarca defendió que "la amplia regionalización ha de constituir la confirmación democrática de la singularidad de Marruecos, rico por la variedad de sus afluentes culturales y peculiaridades espaciales, que se funden en una identidad nacional singular y unitaria".