martes, 5 de enero de 2010

Marruecos: Regionalización y cambio

De la nueva reestructuración anunciada ayer en Rabat a la remodelación del actual Gobierno. Entre ayer y hoy el rey Mohamed VI empieza el año nuevo con una nueva dinámica política: la regionalización que empezará desde el Sáhara: para que se transfieran más competencias a las regiones, un proceso de descentralización que Marruecos quiere que se extienda mediante la nueva reforma administrativa de un modelo avanzado de (gobiernos regionales) desde el sur (Sáhara), bajo soberania marroquí desde 1975, tras la retirada de España, fuerza de ocupación de esa colonia)... cambio de política desde El Aaiún hasta las provincias del Rif en el norte.La remodelación gubernamental sólo a afectado dos carteras clave( Interior y Justicia).

Taieb Cherkaui, anteriormente presidente del Tribunal Supremo marroquí, sucede al tecnócrata Chakib Benmussa en un cargo que supervisa las elecciones, las políticas como la inmigración, la lucha contra el terrorismo, más la integridad territorial, Seguridad nacional, asuntos locales y regionales.

El Rey Mohamed VI, jefe de Estado y de las Fuerzas Armadas, así como líder religioso, anunció el domingo la formación de un nuevo órgano de consultas para estudiar un cambio hacia gobiernos más regionales y para ayudar a modernizar las instituciones del Estado.

"La política de regionalización podría aplicarse pronto y podría aprobarse con más suavidad con un ministro del Interior que sea competente en asuntos judiciales y el gobierno de la Ley", comentó el analista político marroquí Mohamed Darif. 'No es una crítica a Benmussa, que ha cumplido su misión'.

El ministro saliente, experto en seguridad, supervisó un cambio que dejó atrás los arrestos masivos de sospechosos de milicianos islámicos tras los atentados suicidas de 2003, y hacia una política de estrecha vigilancia de las células radicales sospechosas.

Cherkaui, nacido en 1949, fue fiscal del estado antes de asumir la presidencia del máximo tribunal del país.Ahora ha recibido el nuevo cargo dentro de un amplio cambio de gabinete que también ha reemplazado al político de izquierdas Abdelwahed Radi como ministro de Justicia.

Radi ha intentado reformar el avejentado sistema judicial marroquí, pero se enfrentó a una fuerte oposición interna y a las críticas por su enfoque discontinuo en las reformas.Le sucede en el puesto Mohamed Naciri un ex abogado considerado cercano a Palacio. Además, Yassir Znagui se convierte en ministro de Turismo, sustituyendo a Mohamed Busaid.