lunes, 1 de junio de 2009

Susan Boyle en crisis mental– Ingresada en clínica

Susan Boyle en crisis mental– Es ingresada en una clínica de Londres

Algo de lo que los medios pueden hablar. Ya que de las malas noticias viven todos. Si la afortunada mujer británica ayer salía en programas donde solo pueden llegar grandes nombres y estrellas, hoy le toca algo así, no de grave porque sólo se trata de un agotamiento mental ni más ni menos, esperemos pues mucha suerte a que vuelva pronto a hacer lo que sabe hacer: cantar. No obstante algunas malas voces ya la calificaron de loca…(Ver Vídeo)La fama y la presión han pasado factura a Susan Boyle. La británica, que se hizo famosa tras una actuación en el programa 'Britan's got Talent', no logró hacerse con la victoria en la final. Fue la gota que colmó el vaso de una mujer sencilla y desconocida, que se convirtió en un fenómeno mediático de la noche a la mañana. La concursante británica Susan Boyle ha tenido que ser ingresada en una clínica psiquiátrica privada de Londres debido al agotamiento mental al que ha llegado tras su participación en Got Talent.

El ingreso de la que llegó a ser famosa gracias a las felices sorpresas se produce unos días después de que la participante, convertida en uno de los fenómenos mediáticos del año, quedara segunda en el concurso, tras ser desbancada por los bailarines de la calle Diversity.

Boyle tenía a su favor apuestas tan abrumadoras que el resultado fue percibido como una gran sorpresa. Tras la gala, fue escoltada por la Policía hasta la clínica, a la que fue voluntariamente. Momentos antes, explica el diario The Sun , comenzó a comportarse de "un modo extraño", como si estuviera "ida".

Al parecer, la cantante "se ha agotado y emocionalmente se encuentra agotada", informaba la televisión TalkbackThames. Su médico de cabecera apoya su decisión de tomar "unos días de descanso y recuperación. Sin embargo, la Clínica Priority, donde está ingresada, no se ha pronunciado sobre los informes de su estado, explica la BBC.
La desempleada de 48 años y voluntaria de una iglesia proveniente de Escocia, que una vez bromeó con que nunca había sido besada y ha sido descrita por periódicos como "desaliñada" y un "ángel velludo", era la antítesis de lo que muchos consideraban que una celebridad debe ser.

Aún así, su interpretación de la canción 'I Dreamed a Dream' de Les Miserables en abril fue descargada de Internet más de 150 millones de veces y dio a conocer su nombre.Equipos de filmación acampaban fuera de su casa en el pequeño pueblo en Escocia donde vive sola con su gato, los periodistas la seguían a todas partes y apareció en programas de televisión estadounidenses presentados por Oprah Winfrey y Larry King.