jueves, 25 de noviembre de 2010

"La gran estafa..."

Desde el acceso de Mohamed VI al trono, la política africana de Marruecos, como lo señala IFRI, Programa África Subsahariana, ha conocido una serie de evoluciones cualitativa y cuantitativamente importantes en relación al periodo de su predecesor. Sin embargo de ninguna manera debemos comprender con ello una ruptura sino a la vez, continuidad, una aceleración y una diversificación”.

“Le style c’est l’homme” (el estilo es el hombre) solía decir Hassan II parafraseando a Georges-Louis Leclerc, Conde de Buffon. Si en lo que concierne al Sahara, Mohamed VI es el artesanote la ruptura con las concepciones cuya inaplicabilidad ha sido reconocida por propios y extraños, la visionaria clarividencia del difunto monarca permitió a Marruecos pese a las continuas travesuras argelinas, una estabilidad sin par y un equilibrio geopolítico en el Nor-Oeste africano a pesar del petróleo y gas de su vecino argelino...Leer artículo