lunes, 5 de mayo de 2008

Generación Beat: Vida y escritura

Carr era un chico muy guapo. "Lleno de energía, parlanchín, entusiasta", cuenta por teléfono desde Nueva York Regina Weinreich, experta en la generación beat. Carr era un polo de atracción para todos, incluido el propio Kerouac. Más que fascinado estaba también Kammerer, que entonces tenía 35 años. Dejó su Saint Louis natal para estar cerca de aquel chaval tan guapo de 17 años y se adosó al grupo de aquellos jóvenes inquietos y hedonistas a los que les gustaba salir por Times Square para mezclarse con los personajes del underground neoyorquino. Pero se convirtió en una presencia incómoda.


(William Burroughs (izquierda) charla con Jack Kerouac)

Aquella fatídica noche neoyorquina de agosto de 1944, sentado en un banco de Riverside Park, Kammerer se aproximó más que nunca a Carr: "Si no puedes quererme, mátame". Es la frase que en los círculos de la Universidad de Columbia se atribuyó a Kammerer en su desesperado intento por conquistar al guapo adolescente.

Lo cuenta Joyce Johnson, de 75 años, ex pareja de Kerouac, que está preparando una biografía (que se publicará en 2010) sobre el mítico autor de En el camino. "Ese incidente dinamitó el grupo", dice Johnson por teléfono desde Nueva York. "Fue una catástrofe, cada uno se fue por su lado a raíz del episodio Kammerer".

En la novela basada en aquel hecho, ninguno de los protagonistas del incidente aparece con su nombre real. Es una ficción escrita a dos manos en 1945, de 18 capítulos. Nueve están firmados por un tipo que en aquel entonces firmó como William Lee; otros nueve, por otro que estampó la firma de John -en vez de Jack- Kerouac.

Por aquel entonces ninguno de los dos había escrito nada relevante y ninguna editorial se la compró. Penguin Classics, que la publicará en inglés en el Reino Unido, tampoco quiere revelar demasiados detalles. Se sabe el título: And the hippos were boiled in their tanks (Y los hipopótamos hirvieron en sus tanques), en alusión a una noticia que ambos autores escucharon en la radio sobre un incendio en un zoo de Saint Louis.

Fuente: Vía Link